Desinformación

Últimas publicaciones de desinformación

Los atletas jóvenes no colapsan después de la vacunación

Los atletas jóvenes no colapsan después de la vacunación

Los videos de jóvenes atletas colapsando e incluso muriendo se están difundiendo rápidamente en las redes sociales. Las caídas, sugieren falsamente muchos usuarios, son el resultado de problemas cardíacos repentinos y graves provocados por las vacunas contra el...

read more

La desinformación sobre el Covid-19 apunta a India más que a cualquier otro país. A continuación, te indicamos cómo detectarlo

Katherine Hignett
Investigación Salud

Desde anuncios de falsos remedios a base de hierbas hasta historias falsas sobre grupos religiosos, muchos ciudadanos indios se enfrentan a una ola de desinformación sobre el Covid-19 todos los días en sus teléfonos. Aunque las noticias falsas prevalecen en muchos países, una investigación recientemente publicada ha encontrado que India es el país más afectado del mundo.

El autor del estudio, Sayeed al-Zaman, académico de la Universidad de Jahangirnagar en Bangladesh y la Universidad de Alberta en Canadá, analizó 9,657 piezas de información errónea provenientes de 138 países diferentes para comprender mejor cómo se difunden las noticias falsas en todo el mundo.

India, que se ha visto particularmente afectada por la pandemia, alberga más del 15 por ciento de la información errónea examinada. Cuando al-Zaman miró las noticias falsas difundidas solo en las redes sociales, descubrió que una proporción aún mayor se publicaba en India: casi el 19 por ciento.

Entonces, ¿cómo pueden los usuarios de Internet en la India protegerse de historias falsas y engañosas diseñadas para asustar? Investigación Salud ha desacreditado algunos de los rumores más importantes para ayudarlo a prepararse contra noticias falsas peligrosas, a menudo aterradoras.

 

Remedios de curandero

 

En todo el mundo, numerosos remedios caseros, medicamentos y suplementos se han promocionado como curas sin evidencia científica válida, particularmente cuando los tratamientos efectivos son escasos. Pero tomar medicamentos que no se han evaluado adecuadamente puede ser peligroso. No sólo podría impedirle tomar los medicamentos que sí funcionan, sino que algunas de estas “curas” pueden causar daño.

En las redes sociales indias, se han promovido drogas como el alcohol y el cannabis, así como la medicina ayurvédica y la homeopatía, como curas para el Covid-19. Pero no hay evidencia que sugiera que ninguno de estos tratamientos sea efectivo. En algunos casos, es probable que malos actores estén promoviendo remedios no probados para ganar dinero, en lugar de curar.

 

Alcohol

 

Aunque el alcohol se puede usar para matar bacterias y virus en las superficies, no tiene el mismo efecto dentro del cuerpo. De hecho, beber alcohol puede debilitar el sistema inmunológico, lo que dificulta que el cuerpo se defienda del Covid-19. Durante los encierros, también puede empeorar su salud mental y fomentar comportamientos de riesgo e incluso violencia. El abuso de alcohol a largo plazo también está relacionado con numerosos problemas de salud, desde enfermedades cardíacas hasta cáncer.

 

Cannabis

 

Artículos de noticias engañosos han afirmado que la marihuana puede “curar” el Covid-19, pero esto tiene poca base científica. Algunos investigadores están estudiando si los compuestos que se encuentran en la planta de cannabis podrían ayudar a combatir la enfermedad. Pero este proyecto está en su infancia y no ha llevado al desarrollo de ningún tratamiento de Covid-19 basado en evidencia. El contenido en línea que afirma lo contrario es, en el mejor de los casos, engañoso y, en el peor, una mentira absoluta.

Hay muchas razones para ser más cautelosos con el consumo de cannabis durante la pandemia. Los científicos han advertido que fumar la droga puede hacer que las personas sean más vulnerables a las enfermedades respiratorias. Dado que el cannabis a menudo se consume socialmente, con varios usuarios fumando de la misma fuente, puede facilitar directamente la propagación de la enfermedad. Los usuarios pueden confundir la tos de Covid-19 con la tos de un fumador y no tomar precauciones como hacerse la prueba o aislarse por sí mismos.

 

Medicina ayurvédica

 

Aunque el gobierno de la India ha promovido la medicina ayurvédica como un elemento clave para la prevención y el tratamiento de enfermedades, no existe evidencia científica que lo respalde. Ayurveda es una forma tradicional de medicina basada en el principio de equilibrar los “elementos” del cuerpo: aire, fuego, agua, tierra y éter. Además de modificar la dieta y el estilo de vida, los médicos pueden recomendar remedios a base de hierbas y cirugía para “reequilibrar” el cuerpo y tratar la enfermedad.

Pero el uso de tratamientos ayurvédicos para Covid-19 no se ha probado en ensayos clínicos a gran escala. Como resultado, el respaldo del gobierno a la práctica ha sido fuertemente criticado por médicos en India.

Depender de los suplementos ayurvédicos y otros tratamientos alternativos es riesgoso por varias razones. En primer lugar, no hay pruebas sólidas que demuestren que ofrezcan algún beneficio contra el Covid-19, por lo que no deben utilizarse como alternativa a la medicina moderna. Es probable que los artículos que sugieran lo contrario estén tergiversando los hechos.

Además, se ha descubierto que algunos productos ayurvédicos están contaminados con ingredientes tóxicos como plomo, arsénico y mercurio. A algunos médicos también les preocupa que los productos en sí mismos puedan aumentar el riesgo de daño hepático del usuario.

 

Homeopatía

 

Del mismo modo, el gobierno indio ha respaldado la homeopatía como un medio para estimular el sistema inmunológico durante la pandemia. Originaria de Alemania en el 1700, la homeopatía consiste en tomar suplementos de plantas y minerales muy diluidos con el objetivo de estimular los procesos de curación del cuerpo. Los informes falsos de que el príncipe Carlos del Reino Unido utilizó tanto la homeopatía como el ayurveda para tratar su propio Covid-19 han impulsado el uso de estas dos medicinas alternativas en la India.

En realidad, la homeopatía es un sistema muy controvertido que numerosos estudios científicos han encontrado ineficaz. De hecho, los autores de una importante revisión de 2015 de unos 1.800 artículos de investigación sobre homeopatía concluyeron que “no había evidencia de buena calidad para respaldar la afirmación de que [el sistema] es eficaz en el tratamiento de enfermedades”.

Tampoco hay evidencia de buena calidad que demuestre que los remedios homeopáticos pueden ayudar a tratar, prevenir o curar el Covid-19. Retrasar el tratamiento médico moderno en favor de estas alternativas puede ser peligroso.

 

Desinformación basada en temas religiosos

 

Además de la desinformación relacionada con la salud, Sayeed al-Zaman encontró muchas noticias falsas que jugaron con las tensiones religiosas. En India, explicó, hay disputas de larga data entre la mayoría hindú y grupos religiosos minoritarios como los musulmanes, que a menudo enfrentan discriminación. Durante la pandemia, los artículos han acusado falsamente a los musulmanes de negarse a someterse a las pruebas de Covid-19 e incluso de propagar deliberadamente la enfermedad.

Parte de este contenido también juega con otras tensiones políticas. Varios artículos alentaron el sentimiento anti-paquistaní o anti-estadounidense, por ejemplo, y algunos sugirieron que el ex presidente Donald Trump se involucró en la oración islámica mientras luchaba contra el Covid-19.

Estas afirmaciones religiosas y geopolíticas están diseñadas para avivar el miedo y el resentimiento al culpar de la pandemia a grupos particulares de personas, a menudo con fines políticos. En realidad, la idea de que los musulmanes están transmitiendo deliberadamente el Covid-19 es una peligrosa teoría de la conspiración que no está respaldada por ninguna evidencia.

 

Uso creciente de las redes sociales

 

Es difícil saber exactamente por qué noticias falsas como esta son tan comunes en India, dice Al-Zaman. Pero el creciente uso de las redes sociales junto con los niveles más bajos de alfabetización en Internet en el país probablemente esté impulsando la propagación.

Aunque puede ser difícil saber qué creer en línea, existen formas de ayudar a protegerse de la desinformación. “La verificación cruzada de información, la tarea más fundamental en el periodismo es un buen [medio de verificación]”, dijo al-Zaman a Investigación Salud.

Esto significa comparar información de diferentes fuentes para ver si coincide. Si varios sitios web publican afirmaciones similares, por ejemplo, esto puede dar más credibilidad a una historia. Pero todavía no es garantía de que la información sea precisa. Se sabe que los malos actores publican diferentes versiones del mismo contenido en varios sitios para hacer que sus artículos parezcan más legítimos. Verificar un reclamo en un sitio web de verificación de hechos como Snopes puede ayudarlo a verificar o desacreditar rápidamente reclamos de los que no está seguro.

“La verificación de la fuente es otra forma básica de conocer la confiabilidad de la fuente y la información”, dijo al-Zaman.

Al verificar quién ha publicado una información, puede juzgar mejor su confiabilidad. Si un reclamo se publica en un sitio web de noticias confiable, por ejemplo, es más probable que sea confiable que si se realiza en una publicación de una cuenta de redes sociales no verificada.

Si ve un enlace en las redes sociales, puede mirar la URL para intentar averiguar la fuente. Si no ha oído hablar del sitio web, una búsqueda rápida en Google puede ayudarlo a obtener más información al respecto. Como dijo anteriormente el experto en desinformación Seb Cubbon a Investigación Salud: “Prueba y haz el ejercicio, ¿quién está detrás de este sitio web? ¿Qué hacen? ¿Qué tan creíbles son?”

Katherine Hignett -
Investigación Salud

Comprender más…

Comprender más…